Asociación Argentina de Ingenieros Químicos
Home > QUIMI-RED > Quimired 251... 
Quimired 251 - 01/04/2006

Incluye el resumen de una conferencia dada en el IAEF preparado por Ing. Qco. Darío Vitone sobre "La Economía Argentina al concluir el primer trimestre de 2006", otra nota acerca de "Un Estado sin política ambiental" que guarda relación con el tema de las papeleras y la continuación de la nota técnica del Ing. Qco Carlos Cordiviola sobre la misteriosa termodinámica, hoy la "conservación de la energía"

QUIMI - RED
canal de comunicación entre ingenieros químicos
                                                        
 y afines, canal de difusión de la AAIQ:
                                                                          
Asociación Argentina de Ingenieros Químicos filial Rosario.
*Comunicaciones: Celebramos el regreso del cheff mayor a nuestros encuentros semanales. Tenemos varias notas, la 1ª sobre "La Economía Argentina al concluir el primer trimestre de 2006", la 2ª acerca de "Un Estado sin política ambiental" que guarda relación con el tema de las papeleras y la  continuación de la nota técnica  sobre la misteriosa termodinámica, hoy la "conservación de la energía". Comentarios del Foro sobre la GRIPE AVIAR. Pensamientos y humor, esta semana sobre la modernidad.
 
*Encuentro de los martes en el CIR, Laprida 935: Celebramos el regreso del Ing. Etcheves no solo por el afecto que se le guarda, sino también por que es el cheff mayor en nuestros encuentros semanales. Con su regreso, la concurrencia llegó a la docena (las noticias se propagan). Como invitado especial estuvo el CPN Néstor Rodríguez que fuera gerente administrativo de Duperial, hoy ICI. El plato principal fue pollo a la cacerola con hierbas acompañado de vinos varietales, blancos y  tintos para satisfacer los diferentes gustos de los concurrentes. Paco no por ello, prescindió de la amada cerveza y se mostraba contento por contar con un nuevo relevo en las tareas culinarias de los martes. El aplauso al cheff  no sorprendió a nuestro querido Murga que está acostumbrado a recibirlos. Los sorprendidos fuimos los comensales con lo exquisito de la preparación y el gusto del postre, peras en almíbar al vino blanco. Excepcional. Lamentablemente no son todas peras en nuestra asociación de químicos, dimos nuestro consentimiento para la venta del edificio del CIR antes de entrar en quiebra. NO estamos vencidos todavía. Pensamos invitar a nuestros encuentros a notables de las industrias para que nos ayuden a pensar una nueva estrategia de acción para la AIQ.
Invitamos a la próxima reunión y recordamos para concurrentes poco frecuentes que se quedarán a cenar, contactarse telefónicamente con nuestros colegas, Héctor Bachetti (4252396) o Paco Espinosa (4252956) para conocer la cantidad de asistentes.
 
Nota I : CONFERENCIA del INSTITUTO ARGENTINO DE EJECUTIVOS DE FINANZAS  Resumen preparado para la quimirred por el Ing. Químico Darío Vittone 

(Darío concurrió a la conferencia dictada por el Economista-Jefe del I.A.E.F. (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas) Lic. ALFREDO GUTIÉRREZ GIRAULT el 23 de marzo en nuestra ciudad, siendo el tema: "La Economía Argentina al concluir el primer trimestre de 2006".  Aquí nos trasmite su resumen).  

Los economistas argentinos son hoy más optimistas que a mediados de 2005, cuando se había previsto un crecimiento para ese año del 4,5 % del PBI y resultó ser 7%.

El entorno externo se volvió más favorable y el escenario para 2006 sería, para el gobierno, propiciar una desaceleración de la economía en el primer tramo del año para acelerar en los meses finales, con el claro objetivo de favorecerse en los comicios venideros.

El dilema es la palabra crecimiento: si hay mucho crecimiento en el corto plazo caemos en inflación, sin olvidar el riesgo en el largo plazo de la falta de inversiones. Riesgos de corto plazo son el crecimiento del gasto público, la política monetaria, los salarios y qué hacen los argentinos con los dineros que tienen en sus bolsillos. Igualmente riesgoso es el exceso de los problemas micro (ej.: precio de la carne, del GNC) donde se nota un marcado intervencionismo estatal, que afecta las inversiones.

Pasó seguidamente a particularizar las diversas variables que se vinculan con nuestra economía, haciéndolo en primer lugar con el crecimiento: en marzo de 2005 se preveía para 2006 un crecimiento mundial del 3,1% y en marzo 2006 la cifra subió a 3,5%, pero en nuestro país la perspectiva en marzo 2005 era del 3,5% y un año después saltó al 7%.

En cuanto a las exportaciones en miles de millones de dólares pasan en Argentina desde el período 1999/2003 que fueron de 26,4 MMD al proyectado para 2006 de 43,7 MMD. Brasil salta en los mismos periodos de 59 a 131,1, Chile lo hace de 18,9 a 44,8 y varios países sudamericanos también duplican sus exportaciones.

Refiriéndose al resultado fiscal, Argentina mejoró su posición, tomando los mismos períodos de referencia, siendo superior su performance a la de Chile y mucho mejor que la de Brasil.

Sobre el valor de las monedas locales respecto al dólar, las previsiones del precio del peso argentino se han mantenido dentro de los limites esperados, mientras que en Brasil el crucero se revalorizó mucho más que lo previsto (para fines de 2006 se había proyectado un valor de 2,80 y la previsiones para fines de 2006 dan 2,20).

Pasando a la política económica, se trata de mantener alto el ritmo de expansión de la actividad, no poner freno a la política expansiva del gasto público y mantener el superavit fiscal.

El circulante en poder del público es alto (8% del PBI) pero ese dinero relacionado con los índices de precio vale cada vez menos. Los salarios del sector privado aumentaron significativamente en 2005: 26%, por lo que una inflación del 15% no debe asustar (nota del redactor: salvo a los colegas y multitud de retirados que tienen congeladas sus jubilaciones desde tiempo inmemorial y deben ajustar minuciosamente sus gastos).

Dedicó una parte de la disertación a los acuerdos de precios, refiriéndose a cuatro experiencias argentinas: la de Krieger Vasena en 1967, la de Gelbard en 1973, la tablita de Martínez de Hoz y el Plan Austral. Todas tenían algunas características comunes: fuerte poder político, buen nivel de acuerdo entre empresas, cámaras y políticos, su duración (1 a 2 años, renovable), flexibilidad y presencia de incentivos. Manifestó sus dudas con respecto al éxito de estos acuerdos por diversos factores, algunos no sujetos a decisiones gubernamentales  y otros derivados de la política económica.

Finalmente se preguntó qué destino tiene para el gobierno el superavit fiscal, señalando entre otros posibles: destinarlo al gasto publico, pagar al BID y otros acreedores externos o rescatar letras del Banco Central.

Sin dejar de ser optimista insertó una preocupante frase: "el panorama nos puede llevar a un  crecimiento empobrecedor de largo plazo".

 
*Nota II, Papeleras (enviada por el Ing. Carlos Cordiviola y por gentileza del Ing. Fazzini).
Un Estado sin política ambiental. Carlos Reboratti Geógrafo (UBA, CONICET) **
En el conflicto por la instalación de dos fábricas de pulpa de papel sobre el río Uruguay ha tenido un papel muy importante el movimiento ambientalista de Gualeguaychú.
El ambientalismo surgió en el mundo en la década de los 60, como resultado de una creciente conciencia sobre el impacto que generaba la actividad humana sobre la naturaleza. Adoptó muy diferentes caras: existe un ambientalismo institucional, casi siempre orientado hacia la conservación de la naturaleza (como es en nuestro país la Fundación Vida Silvestre); otro de organizaciones no gubernamentales de presión y lobby sobre los gobiernos (el ejemplo más ruidoso es Greenpeace) y finalmente otro más espontáneo, los movimientos sociales
ambientalistas, que aparecen en torno de temas localizados.
Esos movimientos espontáneos tiene comportamientos que los hacen comparables al de un adolescente: son simpáticos, tercos, ruidosos, impredecibles, estrechos de miras, egoístas, utópicos, desconfiados (de los gobiernos y sobre todo de las empresas) y proclives a manejar creencias antes que información cierta, lo que los lleva a establecer objetivos de máxima que les cuesta luego negociar.
Muchas de estas características aparecen en el movimiento ambientalista de Entre Ríos, con un agravante: la metodología del reclamo consiste en el corte de una ruta internacional, lo que le da mucha resonancia al conflicto, pero también multiplica sus efectos no deseados.
Para que los reclamos de un movimiento ambientalista de este tipo sean utilizados en provecho de la sociedad, necesitan como interlocutor a un Estado con política clara sobre el tema ambiental y que actúe con legitimidad, firmeza y convicción.
En nuestro caso esto resulta bastante problemático, porque no tenemos una política ambiental (uno se pregunta, por ejemplo, por qué en este conflicto no ha intervenido la Secretaría de Medio Ambiente) y no podemos decir que, puertas adentro, seamos preclaros defensores del ambiente, lo que se demuestra, entre otras cosas, por nuestra incapacidad de control de los impactos generados por las numerosas papeleras criollas.
La virtual inexistencia del Estado como interlocutor válido de los ambientalistas hace que sean ellos los que de hecho manejen las decisiones sobre el tema de las papeleras.-
**. Carlos Reboratti es Licenciado en Geografía, Docente de la Fac. de Filosofía y Letras (Dpto. Geografía) de la UBA. Lo conocí como capacitador mío en curso para Docentes de Nivel Superior en 1999. Tengo (y lo ratifico) elevado concepto de él. Por eso me permito hacerles conocer su análisis de la coyuntura ambiental. C.C. (Nota de OPINION del Clarín del 17/03/06)
 
*Nota Técnica. J. Williard Gibbs y la misteriosa termodinámica por el Ing. Qco. Carlos A. Cordiviola. (2º, continuación)
Conservación de la Energía
En el apartado anterior se aclaró lo que queremos decir cuando hablamos de "transferencia de calor", pero es importante observar que éste no es el único mecanismo por el cual puede aumentar la temperatura de un cuerpo.
Si dentro de un recipiente con agua introducimos una resistencia eléctrica por la que hacemos pasar una corriente, veremos aumentar la temperatura del agua y en este caso no podríamos hablar de que esté ingresando calor al agua.
Este hecho fue justamente motivo de elucubraciones por parte de los científicos de la primera mitad del siglo XIX.
Una vez advertidos los científicos de que no solo podía calentarse un cuerpo por transferencia de calor, la investigación se centró en medir el trabajo que debía incorporarse a un cuerpo para producir en él un aumento de temperatura equivalente al que se produciría calentándolo.
Las primeras medidas de este tipo las realizó el Conde Rumford (Benjamín Thompson), cuando observó la gran cantidad de calor que se liberaba al perforar el bronce en la operación de fabricar cañones a cuyo cargo se encontraba a fines del siglo XVIII.
Su determinación de lo que se dio en llamar el "equivalente mecánico del calor" fue razonablemente aproximada considerando las precariedades del método usado.
Posteriormente un científico alemán (J. R. Mayer. 1814-1878), basado en mediciones previamente realizadas por otros, calculó y publicó el equivalente mecánico del calor con mucha mayor precisión y además realizó notables contribuciones conceptuales que fundamentaron aquello que está más allá de un simple equivalente calórico y es la idea de "conservación de energía".
Pero las mejores mediciones de esa época fueron las realizadas por James P. Joule (1818-1889), quien dedicó toda su vida a medir por distintos procedimientos el equivalente mecánico del calor.
Cabe mencionar que en su última publicación sobre el tema, Joule dice que no continuará sus medidas ya que está convencido de que "los grandes agentes de la naturaleza, tal como los hizo el Creador, son indestructibles y que, cualquiera sea la fuerza mecánica ejercida, una cantidad de calor equivalente siempre será obtenida" (donde el subrayado corresponde al texto original de Joule).
Como vemos, al aparecer el concepto de "indestructible", se está de algún modo haciendo referencia a lo que luego sería la "primera ley de la termodinámica".
En este momento, conviene aclarar qué es lo que en la rama de la física llamada "Mecánica" se conoce como "conservación de la energía" ya que el primer principio de la termodinámica no es más que una generalización de esta ley de conservación.
Supongamos que un acróbata circense salta desde una cierta altura sobre el extremo alto de un subibaja, despidiendo a su compañero que se encuentra en el otro extremo.
Del primer acróbata se dice que posee una cierta energía que, en definitiva, constituye la capacidad que tiene para realizar el trabajo de hacer saltar al compañero.
Cuanto más alto se encuentre el acróbata antes del lanzamiento, mayor será el efecto producido y esto significa que la energía que el mismo posee depende de su posición.
¿Qué ocurre con la energía durante la caída en la cual la altura del acróbata va disminuyendo? Se observa que mientras la altura disminuye, la velocidad aumenta.
Para una altura dada de lanzamiento, el efecto sobre el segundo acróbata será siempre el mismo, pero si analizamos diferentes posiciones intermedias durante la caída, encontraremos diferentes combinaciones de velocidad y altura.
Puesto que el efecto final está determinado por la altura inicial, debemos concluir que en las posiciones intermedias, la disminución de la capacidad de producir trabajo debida a la altura se complementa con el aumento de la capacidad de producir trabajo debida a la velocidad, siendo la suma de las dos capacidades, en todo momento, constante
A la primera la llamamos energía potencial o de posición y a la segunda cinética o de movimiento.
Cuando finalmente se produce el "aterrizaje", el segundo acróbata sale despedido alcanzando una altura, y por ende una energía potencial, que precisamente le ha sido transferida del primero.
Todo lo anterior se puede resumir en una ley de la mecánica conocida como "conservación de la energía mecánica".
Supongamos ahora que tenemos un recipiente lleno de un líquido y dentro del mismo un molinete conectado por intermedio de una polea a un peso externo al recipiente, que, al bajar, hace girar el molinete.
Es posible regular el equipo de modo que a partir de un determinado momento la caída del peso ocurra a velocidad constante y en tal caso la energía potencial inicial no se transformará en cinética.
¿Qué pasa entonces con esa energía que aparentemente desaparece?
Si observamos que la temperatura del líquido aumenta durante el experimento, como consecuencia de la agitación provocada por el molinete girando, descubrimos que la "energía perdida" se ha incorporado al líquido a través del proceso descrito.
Si ahora calculamos el calor requerido para producir el mismo aumento de temperatura y se lo compara con la disminución de la energía potencial del cuerpo desde su estado inicial al final, se observará que dichas cantidades son siempre proporcionales aún cuando en las experiencias se utilicen condiciones diferentes de pesos, líquidos, alturas iniciales, etc.
Precisamente éste fue uno de los métodos utilizados por Joule para medir el equivalente mecánico del calor.
Vemos que, ya sea en forma de calor o de trabajo, estamos hablando de una misma cantidad de energía y que en definitiva estamos expresando la misma cosa con diferente nombre según el mecanismo o proceso usado.
Aunque el calor generado se mida en una unidad (calorías, por ejemplo) y el trabajo en otra (por ejemplo joules o kilográmetros), ambos son manifestaciones de la energía y podrían ser medidos en las mismas unidades.
Así también, el efecto de calentamiento podría haberse conseguido calentando con un mechero, con una resistencia eléctrica u otro medio pero seguiríamos hablando de una misma energía, propiedad fundamental de la materia conocida por el nombre genérico de "energía interna".
En definitiva, cuando se tiene un cuerpo (sistema termodinámico) y se incorpora al mismo energía, calentándolo (Q) y/o realizando sobre él un trabajo (W) de cualquier naturaleza (mecánica, eléctrica, magnética y aún química, etc.), experimenta un aumento de su energía interna según la fórmula:
Uf - Ui = Q + W
donde Uf es la energía interna final, Ui la inicial y Q y W el calor y el trabajo recibidos.
Naturalmente, si en lugar de recibir calor y/o trabajo, el sistema lo entregara, los valores de Q y W deberían ser negativos en la fórmula
 
*Comentarios del Foro: GRIPE AVIAR
Nos envía Ivan respecto de la gripe aviar algo que circula por internet y que resumido resulta: Los amigos de Bush
deciden que un fármaco como el TAMIFLU es la solución para una pandemia que aún no se ha producido y que ha causado en todo el
mundo 100 muertos en 9 años. Este fármaco no cura ni la gripe común. El virus no afecta al hombre en condiciones normales. Rumsfeld vende la patente del TAMIFLU a ROCHE y ésta le paga una fortuna. Roche adquiere el 90% de la producción del anís estrellado, base del antivírico. Los Gobiernos de todo el Mundo amenazados con una pandemia compran a ROCHE cantidades industriales del producto. (Después de IVAN SANTORO más de 20 quimirredianos también lo hicieron llegar. ¿Será cierto?)
- de Carlos Cordiviola, Vale la pena enterarse mejor de lo que nos dicen, aunque en ciertas oportunidades haya que tomar con pinzas las noticias. Saludos
Dos opiniones sobre el tema de la gripe aviaria.
La 1ª no pude confirmarla pues la Revista DSALUD no me permite acceder al Nº actual, escribí al Dr.Eneko LANDABURU PITARQUE pero aún no tuve respuesta.
De todas formas,  me da mala espina este tema de la pandemia exterminadora, donde solo existe un remedio posible y todo el asunto machacado desde los medios, me siento manipulado, siento que me quieren meter miedo. Y tener miedo o dejarse dominar por el es peligroso, podemos hacer y admitir cosas con miedo adentro que nunca haríamos o admitiríamos normalmente.
La pandemia es posible y el virus existe, pero recuerdo que en el auge del asunto de la "vaca loca" en Inglaterra, centro del lío, murieron 4 veces mas personas por caer por la escalera de su casa, que las víctimas del mal citado en el mismo lapso.
 
*Pensamientos.  Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.  - Montesquieu 
 
*Humor. Modernidad.
Los Amish son una comunidad religiosa de origen menonita de los EEUU. Rechazan las costumbres y comodidades modernas y mantienen hábitos y tradiciones de la vida rural europea del siglo pasado.
Un niño Amish y su padre están en un centro comercial. Todo los deslumbra, pero especialmente dos paredes metálicas brillantes que se separan y se vuelven a juntar (las puertas de un ascensor).
El niño pregunta: - "¿Padre, qué es esto?"
El padre (que nunca ha visto un ascensor) le contesta: - "Hijo, en mi vida he visto nada semejante, no sé qué es."
Mientras el hijo y el padre no pueden con su asombro, una señora vieja y gorda se acerca a las paredes movedizas y oprime un botón. Las paredes se abren, y la señora entra.
Las paredes se cierran y el niño y su padre ven cómo los pequeños números circulares que están por encima de ellas comienzan a encenderse secuencialmente. Luego las luces comienzan a apagarse en sentido inverso.
Finalmente las paredes se abren nuevamente y sale una esplendorosa rubia de 24 años.
El padre, sin quitar sus ojos de la chica, le dice al hijo en voz baja:
- ¡¡¡"Ve a buscar a tu madre..."!!!
Un abrazo. Buen fin de semana.
Para incorporarse a la "quimi-red" Envíenos  su email o el de sus amigos.
Diríjase al Coordinador de la red, el Presidente de AAIQ Rosario: Ing. Eduardo Darío Mutazzi, emutazzi@cablenet.com.ar
Ponga su Apellido y nombre, Título específico, e-mail, Domicilio personal y/o de la empresa a la que pertenece, teléfono y su cargo. Indique puntos de interés.
En caso que no quiera recibir más este boletín, envíe un mensaje que diga renuncio y repita su dirección electrónica.
Envíe sus comentarios al coordinador de la "quimi-red", pero no haga attachments.


Asociación Argentina de Ingenieros Químicos
Maipú 726 1er Piso ofic.4 (C1006ACJ)
Ciudad de Buenos Aires - Argentina Tel :TE/FAX +54 11 4326-0089
E-Mail : info@aaiq.org.ar

AAIQ 2002 - Todos los derechos reservados