Asociación Argentina de Ingenieros Químicos              Principal  ·  Enviar Noticias  ·  Top 10                     
TEMA RECOMENDADO
Hoy aún no hay una Gran Historia.

MENU BASE
HOME-AAIQ
HOME-NOTICIAS
HISTORIA
OBJETIVOS
VINCULOS
ACTIVIDADES
PREG.FRECUENTES
MEDIOS GRÁFICOS
ENVIAR NOTICIAS
Envie su Opinión
BUSQUEDAS P/PYMES

Who's Online
Actualmente hay 1 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Usted es un usuario anonimo

ENCUESTAS
¿QUE CONTENIDOS DEBE TENER EL PORTAL?

Temas técnicos
Industria
Medio Ambiente
Economía y Negocios
Interés General
Artículos Científicos
Humor
Otros



Resultados
Encuestas

votos: 1548
Comentarios: 0

Ciencia y Técnica: Crearon un simulador de pulmón artificial
Enviado el Wednesday, 20 April a las 10:09:18 por Redacción

Ciencia y Tecnología A los 24 ya idearon el futuro de la medicina
Se trata de ingenieros en biomedicina, física médica y computación de la Universidad Favaloro. Crearon un simulador de pulmón artificial y una novedosa forma de predecir el nivel de presión arterial.

También estudiaron cómo detectar enfermedades en los fetos y la reducción de radiaciones.

No son genios ni candidatos a ningún premio. Pero luego de seis años de carrera lograron crear soluciones informáticas clave para el futuro de la medicina preventiva. Se trata de 11 ingenieros en biomedicina, física médica y computación de la Universidad Favaloro que ahora salen al mundo profesional a mostrar cómo la tecnología puede ayudar a mejorar la salud de la gente.

A los 24, estos graduados son los protagonistas del primer simulador de pulmón, un novedoso equipo que le permite al médico conocer las causas de una insuficiencia respiratoria y aplicar el nivel de ventilación adecuado con el respirador tradicional.

Mientras un equipo desarrolló como tesis final de la carrera un software que dice cómo viaja el flujo sanguíneo en las arterias del corazón, otro se enfocó en un programa para la administración de radiaciones en los tratamientos anticancerígenos.

Por otro lado, dos ex alumnas lideraron la fabricación de sistemas de aplicación médica. Al tiempo que una estudió el método para predecir comportamientos de la presión o la glucosa, su compañera se internó en las profundidades del procesamiento de imágenes con el fin de advertir enfermedades en los fetos.

Inmersos en la vorágine de los laboratorios, algunos becados en el interior y otros con el pasaporte para aplicar lo que crearon en el exterior, este grupo se reunirá en Buenos Aires este 29 de abril para recibir su título de grado.

Constituyen la primera promoción que egresa de estas novedosas carreras, creadas en 1999 por la casa de altos estudios porteña con el fin de darle un nuevo impulso a áreas de la ingeniería que cada vez demandan más profesionales.

En diálogo con Universia , el directivo de la facultad y responsable académico de muchos de estos logros, el ingeniero Franco Pessana , resume en nombre de los graduados los beneficios y oportunidades que estas "tesis" le abren a la medicina moderna.


Un pulmón por ahí

Denominado "Simulador de pulmón para la adquisición de parámetros respiratorios", este aparato creado por Fernando Avila, Pablo Bustos, Bruno Padulo y Javier Picón, de Ingeniería Biomédica, vendría a ser como un órgano artificial externo que se creó para entrenar al médico.

Pessana lo explica así: "es un fuelle mecánico construido en acrílico que tiene una serie de dispositivos a través de los cuales se puede simular un paciente. Con este sistema se puede saber si la insuficiencia proviene de un broncoespamo, una neumonía o si ya alcanzó un paro respiratorio. Conocidos estos datos, el profesional podrá saber en detalle qué modo de ventilación necesita el paciente.

Tras ser conectado con un respirador, luego en una computadora y mediante un software especial, se pueden observar los distintos parámetros ventilatorios gracias a la medición de curvas de presión, volumen y flujo.

Hasta ahora no se podía establecer con este nivel de precisión las causas de la insuficiencia respiratoria y por consiguiente cuál de los 15 modos de ventilación utilizar para contrarrestar los efectos de un pulmón comprometido. Muchos pacientes perecían porque no se les administraba la dosis justa de aire.

"Se lo considera en un principio como un kit académico y formativo de médicos que se van a dedicar al área de neumonología", dice el ingeniero. Después, claro, puede ser aplicado a un caso concreto.

De hecho, este equipo ya fue adquirido en la Fundación para guiar a los profesionales y los creadores registran pedidos de otros sanatorios a diario. En breve comenzarán a producir simuladores a escala con un formato más comprimido gracias a la empresa propia que acaban de fundar.


Entre arterias y tumores

Otro de los proyectos es el de "Simulación numérica de fluidos", a cargo del flamante ingeniero en computación Pablo Luna. Terminado de definir en España y con una validación internacional, este sistema ya es utilizado en la sección de prediagnóstico de la Fundación.

El objetivo es estudiar y simular por software el flujo de la sangre y la dinámica del sistema arterial mediante métodos y algoritmos. Se basa en particular sobre las arterias coronarias (irrigación del corazón), posibles enfermedades de las mismas (ateroesclerosis, arterioesclerosis) y su modelización, análisis e implementación.

De acuerdo con la visión del director del proyecto, "al ser una herramienta de programación que le permite al médico conocer cómo viaja el flujo sanguíneo en las arterias del corazón, tuvo una inmediata aplicación en la clínica médica por la capacidad de adelantar si esa arteria va a estar comprometida sólo por el hecho de analizar los fluidos".

El otro trabajo es un detector autoenergizado, implantable en pacientes sometidos a rayos, para la medición de flujo neutrónico en tiempo real. Creado por Lilian Mariani, Mariano Skumanic y Manuel Sztejnberg, de la carrera de Ingeniería en Física Médica, este sistema apunta a la medición de la dosis de radiación a impactar en el tumor para uso terapéctico y para disminuir las dosis de exposición para uso diagnóstico que pueden afectar otros órganos del cuerpo.

Fue pensado para evitar en gran parte los daños que causan varias clases de radiaciones como elevadas energías fotónicas, de iones pesados y neutrónicas, que son utilizadas para uso clínico en el área de oncología. De ahí que el rol de este software sea el de establecer un método para medir la cantidad de flujo neutrónico sobre el paciente.

Según Pessana, "hoy sólo en Suiza se está haciendo eso con un procedimiento muy costoso. Estos alumnos, tutoriados por doctores y licenciados que trabajan en el Centro Atómico de Ezeiza, hicieron este sistema que se comunica en forma inalámbrica con un detector puesto en el cuerpo para que indique las dosis necesarias para la administración de determinada droga".

Al parecer, debido a su directa aplicación, los alumnos y la Facultad ya recibieron solicitudes de grandes centros asistenciales del país para obtener el "know how" y así poder implementarlo como hoy lo hace la Fundación Favaloro.

Predicción e imágenes

La ingeniera biomédica Débora Leibovich es otra de los graduados que recibirán su diploma. Su trabajo está referido a los "Procesos estocásticos de memoria larga: aplicación del modelo a señales biológicas". Se trata de un estudio que permite predecir cómo será en adelante la presión arterial, el colesterol o nivel de glucosa en sangre de una persona tras analizar las variables registradas de los últimos meses.

El sistema se probó con el conteo de células sanguíneas en ovejas a lo largo de más de 3 años. Mediante la aplicación de modelos de procesos predictivos o estocásticos, es decir el estudio de una señal que varía en el tiempo, se pudo lograr una probablidad.

Según aclara Pessana, ahora será posible decirle a un hipertenso cómo estará su presión el mes que viene gracias al hecho de haber estudiados los tres anteriores. "Es un sistema prospectivo, me permite inferir qué va a pasar".

El sistema ya se vislumbra que tendrá impacto directo en el tratamiento de millones de pacientes diabéticos o con colesterol elevado. Su propósito preventivo contribuiría a controlar de antemano cualquier efecto producto de desórdenes anteriores que alteraron la normal evolución de una disfunción.

El último proyecto, a cargo de la también ingeniera biomédica Mariela Azul González, también lleva intrínseco un esquema preventivo. Su nombre es "Desarrollo de algoritmos de software para el análisis de imágenes de hibridización in situ y la cuantificación de la expresión génica".

Para allanar el camino de la interpretación, Franco Pessana es claro: "trabaja con imágenes histológicas, es decir con fetas de embriones, por lo que permite sacar conteos de células que a posteriori servirá para identificar futuras enfermedades que puede llegar a tener la persona.

Esta alumna ganó una beca del CONICET y hoy se especializa en el Laboratorio de Procesamiento de Señales que se encuentra en Mar del Plata.

Sin embargo, pese a los innumerables beneficios que aparecen de movida con la producción de esta primera promoción, lo cierto es que para la Universidad Favaloro esto recién es el comienzo.

En los próximos meses se dará a conocer un trabajo para predecir crisis epilépticas y otro que intentará centralizar en una misma base de datos los resultados de los distintos exámenes clínicos que se realizan los pacientes de un centro de prevención cardiovascular.

Fuente:
CONICET 19-04-05 Universia

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Ciencia y Tecnología
· Noticias de Redacción


Noticia más leída sobre Ciencia y Tecnología:
Crearon un simulador de pulmón artificial


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.06
votos: 16


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible



 


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters. Las noticias publicadas corresponden al link dado en la misma pagina-