Los petroleros, si se suman al agro, dominarán más tiempo
Fecha Saturday, 19 May a las 17:51:35
Tema Política Energética


Hasta julio del año pasado, Roberto Rodrígues fue ministro de Agricultura de Brasil, puesto que ocupó durante tres años. Hoy integra la Comisión Interamericana de Etanol y estuvo en Buenos Aires para participar del Primer Congreso Americano de Biocombustibles.

Entrevistado por PERFIL, Rodrigues insistió en que los biocombustibles van a democratizar el planeta, llamó a una integración regional y consideró una tontería la hipótesis de que van a competir con la producción y el precio de los alimentos. Rodrigues entretuvo a la audiencia del Primer Congreso Americano de Biocombustibles por su modo de plantear la presentación. “Hablo de un modo gracioso para que la gente no se olvide de mí y así recuerde mejor las cosas serias que digo”. —¿Por qué dice que los biocombustibles van a democratizar al mundo? —Así como en el siglo XX el gran paradigma agrícola fue el de la seguridad alimentaria, el del siglo XXI es el de la seguridad energética, porque en los próximos 30 años la demanda va a crecer un 50 por ciento. La gente va a producir energía, no importa cuánto cueste. Y como cada país puede desarrollar su propio biocombustible yo digo que es más democrático que el petróleo, que está ubicado sólo en determinados sitios del planeta. —Pero no todas las materias primas son igualmente eficientes... —Por supuesto que no. Algunas tienen una demanda energética durante el proceso de conversión en energía más grande que otras, entonces hay productos en los cuales el equilibrio es negativo. Gastan más de lo que generan. La caña de azúcar es, por lejos, la mejor materia prima del mundo para obtener etanol. Luego está el maíz. Pero el futuro del etanol, en 10 o 15 años, serán las celulosas, materia prima que cualquier país tiene. Y por eso digo de que el etanol va a generar un cambio de civilización. Va a cambiar la geoeconomía agrícola mundial porque, al tener celulosa, países y continentes pobres como Africa podrán ser grandes productores de energía.
—¿El actual boom del etanol es una revancha para Brasil y su política de alconafta? —Hace 30 años, cuando comenzó el programa proalcohol, me invitaron a dar charlas sobre el tema en muchos países, pero la gente no le daba importancia; todos tenían la estructura del petróleo. La industria del petróleo y la automotriz se oponían y no había una cultura a favor. Con el tiempo eso cambió y pienso hoy que la propia industria del petróleo ve que si se suma a la agricultura va a tener más tiempo de dominación. No es una revancha, es finalmente la comprensión de algo que era obvio. —¿Qué opina de los que dicen que los biocombustibles van a competir con los alimentos? —Esa hipótesis es una tontería total. El hecho es que hay área cultivable para todo; para alimentos y para biocombustibles en nuestros países, y en el mundo todo. OK, este año subió el precio del maíz, pero el mercado trabaja con información y con expectativas. La información es que el stock de maíz disminuyó en los EE.UU. Pero no se acabó. Este año se va a plantar allí 15% más de maíz, que es mucho más que toda el área de maíz de Brasil. Los precios van a normalizarse en dos años como máximo. Es un problema de pura emoción de mercado. Por: Luciana Diaz
Diario Perfil  13/05/2007
http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0176/articulo.php?art=1091&ed=0176






Este artículo proviene de Portal AAIQ
http://www.aaiq.org.ar

La dirección de esta noticia es:
http://www.aaiq.org.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=292